Mara Daltabuit, DVM, PhD

Mara Daltabuit, DVM, PhD

PhD, Virología Veterinaria
Universidad de Zaragoza

Categorías populares

Redacción de un manuscrito

El toque final

Elegir una revista

Revisión por pares y publicación

Etica de publicación

Página principal | Elegir una revista

Mitos Acerca del Acceso Abierto

También disponible en English

Resumen

Si bien el acceso abierto existe desde hace más de 15 años, hay varios conceptos erróneos sobre estas revistas que se abordarán a continuación.

Cinco mitos sobre la publicación en acceso abierto (open access)

En el mundo académico actual, la publicación sigue siendo tan importante como lo ha sido en el pasado. Afortunadamente el Internet facilita la difusión de nuevas investigaciones. Una investigación novedosa que se llegue a publicar en línea puede llegar a un gran número de lectores alrededor del mundo y por ende incrementar su valor científico, llegar a ser la base de nuevas investigaciones y aumentar la posibilidad de obtener mayores fondos internacionales para su investigación y/o becas.

Aunque el internet se ha vuelto un medio establecido para la obtención de información junto con la información ofrecida por las revistas científicas tradicionales, cada año hay un aumento en el número de revistas científicas que publican en acceso abierto. Esta modalidad relativamente nueva permite que los artículos publicados en estas revistas sean descargados libremente por cualquier persona sin costos de suscripción y/o tarifas por descarga. El acceso abierto ha mejorado la publicación académica permitiendo una mayor visibilidad de la investigación y un número mayor de citas bibliográficas por autor. Si bien el acceso abierto existe desde hace más de 10 años, hay varios conceptos erróneos sobre estas revistas que se abordarán a continuación.

Haga clic aquí para descargar nuestro artículo conteniendo estos mitos y la verdad.

Mito #1: Las revistas de acceso abierto no tienen arbitraje (revisión por pares)

Aunque es posible encontrar revistas por Internet que no utilizan procesos de arbitraje, la gran mayoría de las revistas de acceso abierto manejan un proceso de arbitraje idéntico al utilizado por las revistas tradicionales. La aplicación del arbitraje es uno de los criterios de selección utilizados por Thomson Reuters Science Citation IndexTM (y SCI ExpandedTM) al evaluar la indexación de las revistas. Por tanto, cualquier revista de acceso abierto que ha recibido un factor de impacto, utiliza un riguroso proceso de revisión al momento de que la revista consideré el artículo como candidato a publicación. El término “acceso abierto” se refiere únicamente a la disponibilidad del material publicado.

Mito #2: Las revistas de acceso libre son de peor calidad que las revistas tradicionales basadas en subscripción

Se ha llegado a pensar que las revistas de acceso abierto son el último recurso para los artículos no publicables. Sin embargo, muchas de las revistas de acceso abierto se han establecido como líderes en su campo, obteniendo excelentes factores de impacto (FIs). Por ejemplo, el Journal Citation Reports® de Thomson Reuters clasificó a PLOS Biology como el #1 en la área de biología (FI: 12.690), y a PLOS Pathogens como el #2 tanto en parasitología como en virología (FI: 8.136). La revista Nucleic Acids Research del grupo Oxford University Press, optó por el modelo de acceso abierto en el 2005, y se ha observado que su FI se ha mantenido alto durante los años (2005 FI: 7.552; 2012 FI: 8.278). Más de 100 revistas de acceso abierto publicados por BioMed Central han recibido FI y varios se encuentran en el 10% de las mejores revistas de su categoría y área. Algunas revistas como PLOS ONE buscan publicar cualquier investigación que sea científica y éticamente sólida, independientemente de que la investigación sea novedosa o de un interés amplio. Incluso con esta amplia cobertura, PLOS ONE sigue siendo citado con frecuencia (2012 FI: 3.730). El FI no es la única manera de evaluar una revista, pero este indicador interpreta el éxito de muchos de las revistas de acceso abierto.

Mito #3: Revistas de acceso abierto no contienen derechos de autor

Hay autores que piensan que al publicar en una revistas de acceso abierto, la investigación presentada no se encontrará protegido por los derechos de autor, sin embargo esto concepto es incorrecto. El acceso abierto permite que los mismos autores conserven los derechos de autor, en lugar de entregarle sus derechos a las revistas tradicionales. En algunas revistas tradicionales, los autores que publican en ellas requieren del permiso de la misma revista para reutilizar sus propias figuras o textos al momento de que el autor prepare una ponencia o quiera enviar los resultados a algún colega. Este tipo de restricción no se presenta en revistas de acceso abierto ya que muchas de ellas utilizan licencias “Creative Commons” permitiendo la reutilización del material, siempre y cuando el material original sea citado en todo momento. Dicha licencia asegura la máxima visibilidad de la investigación así como el reconocimiento apropiado.

Mito #4: Acceso abierto, una moda pasajera

Algunos investigadores pueden considerar que las revistas de acceso abierto estén de “moda” y que fracasarán frente a las publicaciones tradicionales. Datos recientes sobre el acceso abierto, sostienen lo contrario. Cada vez más revistas de acceso abierto son agregadas al Directorio de Revistas de Acceso Abierto (DOAJ). El DOAJ ahora incluye más que 9,000 revistas. Revistas bien establecidas en este sistema como PLOS ONE muestran un crecimiento anual sin precedente. En 2011, PLOS ONE publicó 70 artículos por día, con un total de 14,000 artículos publicados, de los cuales 1 de cada 60 artículos indexado en PubMed fue publicado por PLOS ONE en ese mismo año.

El éxito de PLOS ONE ha llamado la atención a diferentes casas editoriales importantes en el mundo de la publicación científica las cuales están tratando de emular el éxito de PLOS ONE. Entre las revistas nuevas de acceso abiertos están: Scientific Reports (publicado por Nature Publishing Group), BMJ Open (publicado por BMJ Publishing Group), PeerJ, y eLife (un proyecto conjunto de Howard Hughes Medical Institute, Max Planck Institute, y el Wellcome Trust).

Asimismo, se han creado normas por parte de las agencias financieras como los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH) o la Universidad de Harvard, entre otras, para que las investigaciones apoyadas por estas agencias se pongan a disposición del público de manera gratuita. El interés de las principales editoriales, instituciones y organismos de financiación indican que el nuevo modelo de acceso abierto está aquí para quedarse.

Mito #5: El acceso abierto ayuda a los lectores y no a los autores

Es posible que investigadores que reconocen la legitimidad de las revistas de acceso abierto puedan llegar a tener la idea equivocada y pensar que la publicación en revista de acceso abierto es sólo una iniciativa altruista. Sin duda, las revistas de acceso abierto benefician a los lectores ya que proporcionan un medio gratuito para leer artículos publicados internacionalmente anteriormente limitado por la exclusividad de las revistas tradicionales.

Sin embargo el acceso abierto también beneficia a los autores. Un estudio reciente a gran escala analizó más de 27,000 artículos publicados encontrando que las revistas de acceso abierto, recibieron un número mayor de citas que los artículos publicados en revistas tradicionales, incluso después de controlar variables como, país de origen, FI y área de estudio. Por lo tanto se puede llegar a decir que el aumento en la visibilidad de un artículo publicado, a menudo incrementa las citas bibliográfica beneficiando al investigador.

El acceso abierto está ganando cada vez más terreno en el ámbito de las publicaciones académicas, sin embargo hay muchos malos entendidos sobre el significado de las revistas de acceso abierto. Esperamos que este artículo ayude a separar los mitos de la realidad.

Etiquetas Elegir una revista Open access Acceso abierto PLOS ONE Descargable

Artículos recientes

Biografía Mara Daltabuit

¿Tiene una pregunta?
Pregúntale a un experto